En los últimos 25 años se ha duplicado la unión libre entre adolescentes, una de las características es que nueve de cada 10 mujeres unidas en este rango de edad no acuden a la escuela.

Datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a propósito del Día de San Valentín, comparan que en 1990, 6.8% de los adolescentes entre 12 y 19 años declararon alguna vez estar unidos, para 2015 este porcentaje creció a 7% (más de 1.1 millones). La situación es que en ese mismo período los matrimonios se fueron a la baja y la unión libre pasó del 2.5% al 5% de los casos.

Diversos organismos nacionales e internacionales se han pronunciado por los riesgos que representa el matrimonio infantil, y es que es alto el número de menores que no continúan sus estudios.

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (2014) refiere que 64% de las mujeres de entre 15 y 17 años que han tenido un embarazo, lo hicieron en unión libre.

Esas cifras, según el reporte “aumentan la vulnerabilidad de estas adolescentes, al propiciar el desequilibrio de poder al interior de la pareja y las pone en un riesgo de abuso”.


MARÍA ROJAS TOBÓN

EL MUNDO DE TEHUACÁN