II GILBERTO SILVA

EL MUNDO DE TEHUACÁN


Se mantiene bajo el rendimiento de Puebla según el índice de competitividad estatal que realizó el Instituto Mexicano de Competitividad (Imco), aunque avanzó dos posiciones, existen diferentes áreas en las que deben trabajar, por ejemplo: manejo sustentable de los recursos, sociedad incluyente y el sistema político estable y funcional.

Según el estudio, la entidad poblana avanzó varias posiciones por rubro, sin embargo, esto no representa que se haya alejado de las posiciones más bajas; de forma general se posicionó en la fase amarilla, es decir, está aún alejada de las estados con un índice de competitividad menor.

Este estudio, para brindar una calificación a las entidades, contempla en total 10 subíndices que son evaluados y al fusionarse otorgan una posición a los estados; en el caso de Puebla en seis de estos se posicionó por debajo de la media nacional, aunque avanzó posiciones, no logró repuntar significativamente.

Medio ambiente, sociedad incluyente, sistema político, mercado de factores, aprovechamiento de las relaciones internacionales e innovación, fueron los rubros en los que la entidad no fue evaluada de forma adecuada, lo que repercutió de forma directa al no poder posicionarse de mejor forma en el ranking.

En tanto que los sectores en los que superó la media nacional fueron: gobierno eficaz, mercado de factores, economía estable y los sectores económicos.