Con problemas de salud emocional se encuentran internos de la tercera edad del Centro de Reintegración Social (Cereso) en Tehuacán, pues solicitaron la ayuda de la dirección de Grupos Vulnerables para que elaboren un proyecto de apoyo para este sector, en el que buscan disminuir el sedentarismo principalmente.

Aproximadamente 50 reos de entre 60 y 70 años tendrán que trabajar para desarrollar actividades que les ayuden como terapias ocupacionales debido a que muchos de ellos ya presentan problemas de salud física y emocional.

Lo anterior lo dio a conocer Karla Torres, directora del área, quien detalló que se mantuvo una plática con el director actual del Penal y ante la necesidad de espacios para los adultos mayores y la preocupación del mismo, se espera combatir las afectaciones que presentan y ofrecer tareas lúdicas que mejoren su condición.

Aseguró que los internos están pagando condenas que van desde los nueve hasta los 30 años, mismos que provienen de lugares cercanos y del propio Tehuacán, sin embargo algunos no son visitados por sus familiares; siendo está unas de las posibles causas de la situación que viven en prisión.

Serán los psicólogos con los que cuenta Grupos Vulnerables, quienes estén al frente del proyecto, en primera instancia buscarán tener una reunión con los adultos mayores para platicar con ellos y detectar los problemas.


Jennifer Carrillo/EL MUNDO DE TEHUACÁN