Celebra la comunidad católica el jueves de Corpus Christi con solemnes eucaristías en las principales iglesias y parroquias de Tehuacán.

Durante esta fecha en la que se recuerda que Jesús convirtió el pan en su cuerpo y el vino en su sangre se invitó a los feligreses a reafirmar la fe, fomentar la unión y hermandad con el prójimo.

Durante la fiesta del cuerpo y la sangre de Cristo explicaron a través de una misa de acción de gracias en la iglesia de catedral que se recuerda la institución de la eucaristía que se efectuó el jueves Santo durante la última cena, por esa razón ciudadanos recibieron el mensaje de valorar, recordar y compartir el amor de ese acto.

Todas y cada una de las iglesias que conforman la Diócesis de Tehuacán destacaron que el Santo Sacramento es un acto válido para que los católicos dupliquen su fe a 60 días después de haberse conmemorado el domingo de resurrección.

Tehuacanenses católicos que acudieron a misa de esta celebración recibieron el llamado de las autoridades eclesiásticas sobre ver la hostia como el principal alimento que ayuda a nutrir el alma.

“Así como nuestro cuerpo necesita comer para vivir, nuestra alma necesita comulgar para estar sana, como mismo Cristo dijo, el que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día”, se escuchó durante la celebración.

La comunidad católica disfruto de la eucaristía, reforzando su fe y escuchando las palabras del párroco y de quienes participaron.

Es importante resaltar que el día de ayer se llevaron a cabo procesiones de adoración al santísimo, la hora santa y homilías para adorar y venerar a Cristo.

En los actos se exhortó a que los ciudadanos puedan compartir el pan con los pobres, desamparados, enfermos y aquellos que necesitan de la ayuda de alguien más, tomando en cuenta que se disfruta más de compartir con el prójimo que estar en soledad.


Jennifer Carrillo

El Mundo de Tehuacán