Son las altas temperaturas lo que podría provocar que recién nacidos sufran “sudamina”, se trata de un padecimiento común en bebés de cero a 18 meses y que aparece cuando la sudoración es excesiva, generando la aparición de salpullido en el rostro.

El director municipal de Salud, Óscar Javier González Ibarra, indicó que muchas veces a consecuencia del desconocimiento o la intención de proteger a los menores, los padres de estos cubren en demasía a los bebés, utilizando cobertores y prendas que aunado a la temperatura ambiental, elevan la de los pequeños, generando que se presente una sudoración excesiva.

Ante ello se genera una reacción cutánea y aparecen diminutos granos sobre el rostro y el cuello de los afectados, que cabe aclarar, no provocan ardor, ni comezón, pero que de no darle la atención que el problema requiere este podría extenderse.

Para erradicar esta afectación es recomendable no exagerar a la hora de cubrir al menor, pues los adultos deben ser más conscientes y tomar en cuenta la temperatura ambiental, por lo que es recomendable vestir a los pequeños con ropa de algodón u otro material que permita la libre transpiración.

González Ibarra también aclaró que es muy importante no confundir esta afectación con otras provocada por virus o bacterias, por lo que además recomendó acudir al médico para descartar que se trate de una anomalía de gravedad, pues la mejor manera de tratar a los bebés es con un diagnóstico a tiempo.


Gianny Hanmed P.

El Mundo de Tehuacán