Por incumplir con el proyecto original y causar una contingencia ambiental el biodigestor de Patsa fue clausurado por el ayuntamiento de Santiago Miahuatlán, pues este realizó un contenedor de 40 mil metros cúbicos que corresponde al doble de la capacidad establecida en un inicio y el cual era originalmente de una capacidad de 25 mil metros cúbicos.

Luis Alberto Flores Rodríguez, edil de Santiago Miahuatlán, indicó que originalmente el uso de suelo fue para uno, sin embargo, la construcción de la empresa fue de dos biodigestores de 40 mil y 25 mil metros cúbicos, además de una laguna de oxigenación de 15 mil metros cúbicos, cuando en el proyecto se indicó solo una capacidad de 5 mil metros, por lo que no se estaba cumpliendo con lo previamente establecido.

Acompañado de personal del ayuntamiento y de elementos de Seguridad Pública de Santiago Miahuatlán, el edil reportó que desde hace varios meses atrás se habían hecho varias notificaciones a la empresa por incumplimiento.

De acuerdo con la ficha técnica del municipio, se indica que el 30 de junio se le otorgó el uso de suelo a la empresa Patsa, sin embargo, el 7 de febrero el ayuntamiento hace las primeras observaciones al sociedad privada, pues la laguna de oxidación carece de la membrana para su recubrimiento.

El edil acusó a la empresa de no permitir las revisiones correspondientes y no atender el llamado de las autoridades, por lo que se determinó cerrar el biodigestor.


II Sagrario Cortés

El Mundo de Tehuacán