Una computadora que se utiliza para trabajar durante 8 horas continuas, en la que se emplea procesamiento de gráficos o software de alta demanda posee características diferentes a las de un equipo que se usa para revisar el correo, navegar en las redes sociales y jugar solitario.

¿Cómo se podría diferenciar a un equipo común de uno de alto rendimiento? No, los precios no necesariamente son un parámetro, ya que una desktop o notebook empresarial puede ser la más barata o cara, según las especificaciones que se requieran.

Desde $6 mil, hasta $60 mil pesos pueden ser invertidos en la adquicisión de un ordenador. De acuerdo con Brenda Villalobos, gerente de producto de SMB, estos son algunos elementos que debes considerar:

1. Desempeño y resistencia constantes. La productividad y autonomía son elementos primordiales.

2. Seguridad adentro y afuera. Hay equipos con escáner biométrico que permiten el acceso con la huella digital, o incluso con sistema de Bluetooth, que desbloquea el equipo cuando detecta el dispositivo móvil del usuario registrado cerca.

3. Innovación Tecnológica. La última generación de procesadores, así como de otros componentes como los ventiladores y los discos duros sólidos proporcionan un mejor rendimiento. Hay sistemas como el Intelligent Cooling Engine que detectan el mejor uso de la energía.

4. Flexibilidad en uso. Que el sistema se adapte a los hábitos del usuario para que sea más fácil emplear el equipo adquirido. (Reforma)


Agencia