Aunque han disminuido, persisten las quejas en la Dirección de Ecología y Medio Ambiente contra propietarios de viviendas o negocios que ocasionan daños a los árboles. Un promedio de cinco denuncias mensualmente son recepcionadas y se gira una sanción.

Iván Méndez Gálvez, titular de esa dependencia dijo que cuando inició la administración era importante el número de reclamos, ya que vecinos realizaban podas sin conocimiento, cantidad que poco a poco ha ido disminuyendo.

Agregó que el primer cuadro de la ciudad se hace cargo el área de Servicios Municipales, en el resto de las vialidades y banquetas el corte de ramas lo pueden realizar los ciudadanos, pero, previamente deben solicitar la autorización a Ecología, encargada de hacer una inspección con la cual obtengan información de la especie que se pretende podar y la técnica que se debe emplear.

Para esa actividad se tiene que pagar un permiso de 17 pesos marcados en la Ley de Ingresos, una vez cubierto este requisito obtienen las instrucciones que deben seguir para evitar algún daño al árbol, siendo un trámite que los ciudadanos desconocen.

El entrevistado dijo que reciben reportes de personas que han aplicado aceite en los árboles para retirarlo o tratado de derribar, quienes pueden ser acreedores a una infracción. Antes de tomar una decisión de este tipo pueden buscar alternativas como el transplante en otro lugar, si es que existe la posibilidad.


María Rojas Tobón

EL MUNDO DE TEHUACÁN