Cerca de las 2:30 horas de ayer inició el retiro de comerciantes ambulantes por parte de Fomento Comercial, que aprovechó para “madrugarlos” al ser minoría.

Los mercaderes manifestaron que durante el operativo llegaron personas encapuchadas acompañadas de granaderos, los cuales comenzaron a poner vallas para que entraran las máquinas para levantar el adoquín de la calle Gabino Barreda y la 3 Oriente entre 3 y 5 Sur.

Lo anterior desató la ira de los comerciantes, quienes intentaron defender su lugar de venta, pero según dijeron, fueron golpeados por los elementos, obligándolos a retirarse.

Los afectados indicaron que durante el desalojo les robaron su mercancía, señalando al regidor Jesús Amador Hernández Martínez, como el principal culpable de este acto, en donde presuntamente también agredieron a un indigente.

Ante su enojo, los afectados se dirigieron a las 7:30 horas a realizar una manifestación enfrente del palacio municipal, exigiendo la presencia de la presidenta Ernestina Fernández Méndez, pues indicaron que no hablarían con nadie más.

Las horas pasaron y ninguna autoridad arribaba al lugar, por lo que de manera estratégica se organizaron en grupos, algunos de ellos fueron por café y pan, pues sabían que podían quedarse hasta la noche.

No obstante, los minutos transcurrieron y cerca de las 11:35 de la mañana, se percataron que sobre la calle 3 Sur esquina con 1 Oriente, circulaba una camioneta donde iban por lo menos 12 alineadores, así como el director de Fomento Comercial, José Roberto Rodríguez Clemente.

“Todavía se ríen de nuestra desgracia”, expresó uno de los comerciantes, lo que provocó que varios comerciantes persiguieran dicha unidad,logrando acorralarla, luego trataron de bajar a la fuerza a los trabajadores, a quienes señalaron de ser partícipes del desalojo.

El semáforo estaba en rojo, sin embargo, esto no impidió que el conductor del vehículo perteneciente al ayuntamiento, continuara su camino, “ aventándole” la unidad a los comerciantes que querían detenerla.

Tras esto, algunos de los alineadores descendieron de la camioneta, quienes fueron perseguidos por la avenida, y al ser alcanzados, fueron amarrados con rebozos, siendo retenidos unos minutos para ejercer presión y que acudiera el regidor Amador Hernández o la presidenta a dialogar, sin embargo, fue en vano, por lo que minutos después los hombres fueron liberados.

La presidenta nunca apareció, según porque tenía una comisión en México, por lo que los inconformes iniciaron el diálogo con el síndico municipal, Miguel Ángel Romero Calderón, quien dio a conocer que la decisión fue ante el cabildo para componer dichas calles, también que se contaba con un recurso de 18 millones de pesos, aproximadamente, para la obra.

Finalmente, se informó a los ambulantes que será el día de hoy cuando puedan dialogar con la alcaldesa.

Brenda Vázquez M.

EL MUNDO DE TEHUACÁN