Ante la llegada de la temporada de Mole de Caderas, Leopoldo Pulido de la Llave, expresidente de la Canirac en Tehuacán pidió al gremio unión, así como ofrecer un buen servicio a los visitantes para que vuelvan a regresar.

Aunque ya no se cuenta con la afluencia que se tenía hace décadas, donde venían turistas de diferentes partes del país buscando el platillo, ésta y los Chiles en Nogada son las temporadas gastronómicas más importantes de Tehuacán.

Para Pulido de la Llave, la preparación con los ingredientes correctos y las auténticas caderas son la clave para obtener el platillo, sin embargo, un extra debe ser la atención que den los negocios a los comensales, una de ellas es la actitud amable que se debe mostrar para que vuelvan a regresar.

Destacó la importancia de la promoción, hace años cuando el fue presidente de la Cámara Nacional Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) en la ciudad, indicó que se organizaban para la difusión del guiso.

Además, dijo que la unión es muy importante para que tenga mayor fuerza la temporada.

En Tehuacán, el principal introductor de “chivo de matanza”, contempla el sacrificio de una 3 mil 900 cabezas, con el objetivo de satisfacer la demanda que realizan en el municipio, así como de la capital.


María Rojas Tobón

EL MUNDO DE TEHUACÁN