Ciudad de México.- Las débiles finanzas públicas municipales tendrán en 2017 más impactos de los habituales, lo que pone en riesgo su viabilidad financiera y capacidad de dar servicios a toda su población para los próximo años, aseguraron expertos y calificadoras.

Entre un menor crecimiento económico, proteccionismo de Estados Unidos, repatriación de trabajadores indocumentados y alzas de tasas de interés, los municipios mexicanos enfrentan uno de los escenarios más difíciles de los últimos años.

De acuerdo con calificadoras, existen municipios con una economía débil, poca liquidez y cargas financieras elevadas, que podrían deteriorarse aún más en los próximos meses.

Uno de los principales riesgos, que no estaban previstos hace unos meses, es la llegada de miles de indocumentados al País, que requerirán de empleos y supondrán presiones al gasto para brindarles servicios básicos.

"La agencia estima un impacto potencial en el gasto operacional de los municipios, por gastos mayores de servicios públicos para tender a la población repatriada, así como por transferencias no etiquetadas en forma de subsidios y ayudas sociales y un gasto más alto en seguridad pública", señaló Fitch Ratings.

Entre los 10 municipios más expuestos a la migración, de acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación y Fitch, solo uno, Tepic, Nayarit, cuenta con una economía sólida, mientras que el resto tienen una promedio o débil.

Otro riesgo adicional para los municipios es que este año se anticipa el Banco de México (Banxico) siga elevando fuertemente la tasa de interés de referencia, que a su vez afecta los financiamientos locales.

La tasa de interés a 28 días, que es la referenciada de la mayoría de los contratos de crédito locales, se mueve alineada a la tasa de Banxico.

Para este año se espera que la tasa llegue a 7.1 por ciento y por lo mismo el costo para los municipios se eleve.

"El escenario que enfrentan los municipios en México este año debería generar un replanteamiento serio de mediano plazo de sus ingresos, de sus gastos, de su capacidad financiera y para solventar todas las obligaciones que tienen.

"La realidad los hará enfrentarse a esos temas, vienen varios problemas para ellos y los tienen que atender", opinó Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Una de las conversaciones que seguramente tomará fuerza este año, estimó, será el rol del impuesto predial en las finanzas locales, pues se trata de un gravamen municipal que se cobra poco y se cobra mal.

REFORMA