Los Angeles.- En lo que va del año más de 90 mil hectáreas fueron destruidas por unos cuatro mil incendios registrados en California, y que también causaron la muerte de ocho personas y consumieron unas 300 casas, según estimaciones oficiales.

Reportes del Servicio Forestal de Estados Unidos indicaron que en la actualidad se combate una docena de incendios forestales en California y en lo que va de 2016, unas 300 casas fueron consumidas por las llamas y ocho personas murieron a causa del fuego.

En los últimos años, California ha registrado la peor sequía de su historia, lo que ha sido un combustible para agudizar la temporada de incendios.

Autoridades alertaron que aún se espera “venga lo peor” en los próximos meses.

Jeffer Moore del Servicio Forestal de Estados Unidos señaló que muchos de los árboles ya están muertos; se estima que más de 66 millones de árboles fueron destruidos por una plaga de escarabajos y cuando llegan los incendios no queda nada.

Hay incendios en el norte de California como el Soberanes que ha destruido más de 20 mil hectáreas y 57 casas; y otros en el sur prácticamente ya controlados, como el del complejo de San Gabriel que consumió ya más de mil 700 hectáreas.

En el centro de California, el incendio Erskine, en el condado de Kern, quemó más de 19 mil hectáreas y causó la muerte a dos personas.

Otro incendio a lo largo de la costa Big Sur está controlado en un 30 por ciento, pero ya consumió 68 estructuras, además de amenazar a dos mil viviendas en la zona.

Notimex

Foto. Archivo/EFE