Dacca.- La Policía de Bangladesh recuperó hoy los cadáveres de cuatro niños lo que eleva a 20 el número de muertos por el hundimiento ayer de una embarcación de rohinyás cerca de la costa bangladeshí, aunque la OIM, que cita testigos, indica que más de 60 personas que viajaban en el bote están desaparecidas.

"Al amanecer hemos recuperado cuatro cuerpos de niños flotando cerca de la orilla", dijo a Efe Kai Kislu, inspector de la Policía del subdistrito de Ukhia, en Cox's Bazar, en el sureste del país.

El oficial dijo que en total han recuperado los cadáveres 14 niños y seis mujeres.

Habitantes del lugar consiguieron rescatar a otras 27 personas que se hundieron en la misma embarcación, nueve de los cuales están ingresados en un hospital de Ukhia.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo que algunos supervivientes aseguraron que alrededor de un centenar de personas viajaban en el bote, que se hundió ayer en el Golfo de Bengala cerca de la población de Shamlapur.

"El destino de otros aproximadamente 68 rohinyás en el bote continúa siendo desconocido, dado que el viento y la lluvia torrencial continúan", indicó la OIM en un comunicado.

En su informe la OIM habla sin embargo de 17 rescatados.

Autoridades policiales, bomberos y guardafronteras buscan en la zona supervivientes, indicó la fuente policial.

Las autoridades bangladeshíes han recuperado ya los cadáveres de 133 rohinyás que han fallecido durante la oleada de refugiados que comenzó el pasado 25 de agosto cuando la violencia estalló en Birmania (Myanmar).

Desde que el Ejército birmano lanzó una ofensiva en estado Rakhine (oeste) tras un ataque insurgente el 25 de agosto, más de medio millón de rohinyás han llegado a Bangladesh huyendo de la violencia, en una crisis humanitaria de enormes proporciones.

Agencia EFE