Washington.- Al grito de "Dime cómo es la democracia, así es como es la democracia", o "mi cuerpo, mi elección", más de medio millón de personas participaron en la 'Marcha de las Mujeres', que llegaron de todas partes del país; marcha con la que los manifestantes enviaban un claro mensaje a Donald Trump 'Más fuertes que el odio', los manifestantes inundaron el centro monumental de Washington y el volumen de la marcha fue tal que, por cuestión logística, no pudieron llegar hasta las puertas de la Casa Blanca.

La movilización, que es histórica como una de las más grandes del país, estuvo animada por conocidos artistas, algo que no pudo conseguir Trump para su investidura, ya que ninguno de renombre accedió a actuar para él.

En Washington, epicentro de las protestas, la ciudad entera fue una marea de gorros rosas, los "pussy cat" (gatito), que son una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas ("pussy", en inglés).

La cantante Madonna apareció por sorpresa en el escenario de la marcha y, provocadora y combativa, dijo un mensaje de esperanza: "el bien no ganó en estas elecciones, pero ganará al final".

Cerca de Khalid, Bernardo y su familia portaron una gran pancarta con las banderas de México y EU que pone: "Juntas somos más poderosas". Volaron desdede Yucatán solo para la marcha.

Todo esto sin que Trump se pronunciara al respecto.

II EFE