Santiago de Chile.- La capital chilena se vio afectada por la mayor nevada de la última década, un fenómeno que dejó una persona muerta, dos heridas, más de 300 mil hogares sin suministro eléctrico y que se repitió en otras regiones de la zona centro y sur del país.

Ayer, Santiago amaneció cubierto por un manto blanco tras el intenso temporal de nieve que cayó durante la madrugada, una postal poco habitual para esta urbe de más de siete millones de habitantes.

El intendente (gobernador) en funciones de la Región Metropolitana, Juan Pablo Gómez, informó que un trabajador del hospital Sótero del Río, en Santiago, falleció al resbalar a causa de la nieve y golpearse la cabeza.

Además, dos personas se electrocutaron en el barrio capitalino de La Florida con un cable eléctrico que se cortó, aunque se encuentran fuera de riesgo, señaló la autoridad.

Prácticamente todos los barrios capitalinos se vieron afectados por el temporal, aunque las nevadas fueron más fuertes en las zonas de las ciudades más cercanas a la Cordillera de los Andes.

En el barrio de Las Condes, zona oriente, la nieve derribó varios árboles y algunos autobuses de la locomoción colectiva quedaron varados en las calles.

Según un informe de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), 316 mil 200 hogares se encuentran afectados por un corte del suministro eléctrico en la Región Metropolitana, que incluye la capital.

La Dirección Meteorológica había avisado de la llegada de una ola de frío polar a la zona central del país que podía provocar tormentas de nieve y aguanieve.

El pronóstico del tiempo indica que no caerá más nieve en la zona central de Chile, pero los termómetros seguirán con temperaturas bajo cero. Además fueron suspendidos dos partidos de futbol de la Copa Chile.


II EFE