Washington.- Tres muertos y más de 20 heridos es el saldo hasta ahora de la jornada violenta de ayer en Charlottesville (Virginia, EU.), vinculados con los choques por una marcha de blancos supremacistas, que incluyen un atropello masivo y un helicóptero estrellado, informó el gobernador Terry McAuliffe.

McAuliffe dijo que además del fallecido en el atropello a manifestantes opuestos a la marcha supremacista, había que sumar a un piloto y a un pasajero de un helicóptero de la Policía estatal que se estrelló a las afueras de la ciudad.

El jefe de Policía de Charlottesville, Al Thomas, indicó que el responsable del atropello está “detenido”, pero no ofreció detalles acerca de su identidad y sólo señaló que se trataba de un “hombre”.

“Estamos tratando lo sucedido como una investigación por homicidio criminal”, afirmó Thomas, quien no comentó las circunstancias del accidente del helicóptero.

En una breve comparecencia previa, el presidente estadounidense, Donald Trump, reprobó los “violentos” hechos ocurridos en e Charlottesville, situada a aunos 300 kilómetros de Washington.

“Condenamos en los términos más contundentes esta atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia por múltiples partes. Múltiples partes”, indicó Trump.

El atropello ocurrió cerca de las 13.00 hora local poco después de que el gobernador McAuliffe declarara el estado de emergencia en la ciudad para tratar de contener por los enfrentamientos entre participantes en la marcha y opositores.


II EFE