Miami.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) mostró ayer su "indignación" por la muerte de Pedro Tamayo Rosas, el décimo periodista mexicano asesinado este año, e instó al Gobierno a atender estos ataques a la prensa.

La SIP señaló que Tamayo Rosas, de 43 años, fue asesinado este miércoles al frente de su casa en el estado oriental de Veracruz en y en presencia de su esposa y sus dos hijos.

"Basta ya de actos de barbarie contra periodistas en México que resultan doblemente violentos por la falta de justicia y la incapacidad para resolver los asesinatos y otras agresiones", criticó el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de Información de la SIP, Claudio Paolillo.

La organización, con sede en Miami (EU), exigió a las autoridades que atiendan "con profundidad y esmero los atentados contra la libertad de prensa, manifestados en el país en el número de comunicadores asesinados".

II EFE