Beirut.- Al menos treinta personas murieron hoy, entre ellas tres menores, por ataques en las provincias de Idleb y Homs, en el norte y el centro de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG precisó que al menos dieciséis personas perecieron y decenas resultaron heridas en un bombardeo en la ciudad asediada de Al Rastan, cercada por las fuerzas gubernamentales y situada en el norte de Homs.

Además, una madre y dos hijos fallecieron por fuego de la artillería del régimen sirio en las afueras de la misma localidad.

Por otro lado, al menos doce personas perdieron la vida por un ataque aéreo contra un mercado popular en la población de Ariha, en el sur de Idleb.

En la misma provincia, varias personas resultaron heridas en un bombardeo similar en la población de Binish.

Casi toda Idleb se encuentra en manos del Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y de otras facciones armadas, y es objetivo frecuente de los ataques de la fuerza aérea nacional y de la rusa.

Estos hechos coinciden con una tregua iniciada hace una semana en el país y que fue prorrogada ayer otras 72 horas por el Ejército sirio.

Siria sufre desde marzo de 2011 un conflicto que ha causado más de 280.000 muertos, de acuerdo a las cifras del Observatorio.

EFE/Foto: EFE