Washington.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, lamentó hoy el "terrible" tiroteo registrado en una escuela del sureste de Florida, que ha dejado 17 muertos y una veintena de heridos, y ofreció asistencia a las autoridades locales.

"Mis oraciones y condolencias están con las familias de las víctimas del terrible tiroteo en Florida. Ningún niño, maestro ni nadie más debería sentirse jamás inseguro en una escuela estadounidense", dijo Trump en un mensaje publicado en la red social Twitter.

Las imágenes de televisión muestran a cinco agentes de la policía esposando e introduciendo en una patrulla a un sospechoso, que se cree que actuó en solitario en el tiroteo registrado en el colegio Marjory Stoneman Douglas High School de la ciudad de Parkland, en el condado de Broward (sureste de Florida).

Se desconoce todavía si los heridos son leves o de gravedad, aunque en las imágenes de televisión puede verse a personal médico trasladando a numerosas víctimas en ambulancias, así como el despliegue de los equipos policiales de elite SWAT con tanquetas.

Trump fue informado del tiroteo poco después de que se produjera y telefoneó al gobernador de Florida, Rick Scott, para "ofrecerle asistencia federal si es necesaria", indicó en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

La secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kirstjen Nielsen, también ha hablado con Scott y otros funcionarios estatales y locales, y mantiene a Trump al día de esas conversaciones, añadió.

La Casa Blanca decidió cancelar su conferencia de prensa diaria, que estaba prevista para las 16.00 (21.00 GMT) debido a la "tragedia" en Florida, según explicó Sanders.

"Mantenemos a las víctimas y a sus amigos y familia en nuestros pensamientos y oraciones", agregó la portavoz. EFE