PASAMANOS: Muchas cositas se verán de aquí al día 30 de noviembre, fin del duartismo, gracias a Jesús de Nazareth.

Entre ellas, que aprovechando el anuncio de la masiva basificación burocrática de Javier Duarte, JD, (todos los empleados del gobierno de Veracruz serán beneficiados con una plaza laboral), una parte de los funcionarios del gabinete legal se pensionarán.

Y se jubilarán… cabildeando pensionarse con el sueldo del gobierno millonario del gobierno del estado, toda vez que entre ellos hay unos maestros de la Universidad Veracruzana y por más alto que sea su sueldo, digamos, como académicos de Tiempo Completo, en ningún momento se iguala con los pri/vilegios oficiales.

Entre ellos, y hasta donde se sabe si se sabe bien, los siguientes:

La secretaria de Educación, Xóchitl Adela Osorio, quien una parte de su vida y la otra también construyó una carrera política educativa en el sector gubernamental.

Y por tanto, su pensión será de unos cien mil pesos mensuales, mínimo. 

Elite de elites, pues.

Pero en igualdad de circunstancias será, digamos, la pensión con que cerrará su vida pública Flavino Ríos Alvarado, secretario General de Gobierno, y quien también se ha anotado en el paquete.

Dos veces fallido aspirante a la candidatura priista a gobernador entró a la historia por su frase bíblica:

“Yo ordené madrear a los viejitos”… (viejito él mismo).

Felipe Amadeo Flores Espinoza, todavía presidente del CDE del PRI, y a quien sólo falta en su currículo anotar la gubernatura, también se pensionará.

Nunca impartió clases en la UV. Pero como atrás tiene una carrera política de primer nivel, pues ha sido todo, su elevadísimo sueldo le favorecerá para una pensión de unos cien mil pesos, mínimo. 


BALAUSTRADAS: En la lista está Ramón Ferrari Pardiño, ex presidente municipal de Boca del Río, ex diputado y dos veces secretario de Desarrollo Agropecuario, en que el campo se hundió mucho más.

Alguna vez le ofrecieron impartir clases en la facultad de Odontología de la UV de donde es egresado, pero rechazó la oportunidad, pues su único sueño era despachar como presidente del CDE del PRI, que nunca logró, aun cuando su primazo Alfredo Ferrari Saavedra llegó ahí por dedazo de JD. 

Y si como titular de la SEDARPA percibe más de cien mil pesos, incluidos viáticos, entonces, aprovechará el viaje de la basificación, generosidad duartista para congraciarse con las elites y la burocracia, y de igual manera su pensión será envidiable.

El momento de Ranulfo Márquez Hernández para jubilarse. La doble derrota del PRI el 5 de junio fue la señal. Adiós, pues, a una vida fecunda, intensa, que lo llevó a la antesala de la candidatura priista a gobernador, pero JD, un chamaco a su lado, lo rebasó vía la esposa y un hijo de Fidel Herrera.

Ex diputado federal, ex secretario de Protección Civil y Desarrollo Social, ex delegado federal de la Sedesol, ex presidente del CDE del PRI, su pensión llegará a más de cien mil pesos.

¡Hosanna, hosanna!

El penúltimo en la lista es Raúl Ramos Vicarte, director de Notarías que le permitirá, hacia el final del duartismo, entregar más de 20 concesiones notariales a quienes aprobaron el examen de actualización, pero también, y como siempre ocurre, por dedazo.

Exalcalde, ex subsecretario de Gobierno, ex presidente del CDE del PRI, carga/maletas de Carlos Brito Gómez (quien también se pensionará), alcanzaría con tráfico de influencias los cien mil pesos de pensión.

Adiós, pues, a una generación política que se retirará del escenario para, y como dice Flavino (Flavindio le llamaban en el siglo pasado), jugar fútbol y tenis con los nietos. 

Un capítulo político se cierra en la vida pública de Veracruz. 


ESCALERAS: Javier Duarte, el magnífico, el generoso, el solidario.

Tanta nobleza resulta inmaculada.

Y más por lo siguiente:

JD, por ejemplo, y entre otras cositas, modificó la ley para que como ex gobernador disfrute de 4 años de escoltas con cargo al erario estatal.

Pero en contraparte, su homólogo y clon de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, cambió la ley para que con cargo al erario usufructúe las escoltas… durante 15 años.

Es decir, once años más.

Y, por tanto, JD queda como un angelito.

Y más angelito porque de igual forma cambió la ley (el gran reformador de la Constitución Política de Veracruz) para que Flavino Ríos como ex secretario de Gobierno y Arturo Bermúdez como ex titular de Seguridad Pública… tengan escoltas durante tres años, previendo que los malosos y/o algún ciudadano inconforme, molesto, iracundo (como por ejemplo, un campesino de los 400 Pueblos) deseara atentar en contra de ellos.

Así, y como el Mesías que se elevará a las alturas siguiendo el modelo de Remedios, la bella, en la novelística de Gabriel García Márquez, JD desparrama bendiciones por todos lados.

Los coletazos del dinosuario también son benéficos a diferencia, por ejemplo, del caballo de Atila que en donde pisaba jamás crecía el pasto.

Con todo, han de darse gracias a Jesús de Nazareth (en cuyo nombre los evangélicos bendijeron la oficina de JD), porque gracias a la basificación anunciada el pueblo de Veracruz se librará de varios políticos que se pensionarán y pasarán a mejor vida…de donde nunca debieron salir.

Si en el año 2018, con la elección del candidato a gobernador de 6 años, algún ciudadano los mira por ahí reaparecer serán sus fantasmas, y/o en todo caso, sus gemelos, considerando que todos los seres humanos tenemos uno o dos o más dobles. 


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz

luis velázquez