Siempre que inicia un año se presentan dos constantes en la información financiera, la primera de ellas es relativa a la evolución de las inversiones durante el año que concluye identificando cuales activos fueron los más rentables en tanto que en segundo término dentro de las notas de los diarios se presentan inevitablemente datos sobre ajustes y aumentos de precios en las distintas mercancías. De estos dos parámetros o referencias tristemente el que más destaca o más impacto tiene es el segundo, el que esta conectado con el gasto del ciudadano sin embargo por increíble que parezca, para entender porque suben los precios debiéramos entender primero que activos están siendo rentables en el mundo por ello es importante que usted sepa que, aunque le parezca alejado de su bolsillo, de su realidad, de sus intereses, los mercados financieros son un reflejo de la evolución de la sociedad, así que aunque usted no invierta es importante que le “eche un ojo” a esta reflexión para que pueda usted comprender porque ciertos precios de las mercancías en México suben y van a seguir subiendo y corrijamos nuestro pensar sobre las causas que hacen que nuestro salario sea insuficiente ante dicho escenario.

Mire usted, tras la última de las crisis mundiales que no fue económica sino financiera y que ocurrió en 2008 motivada por banqueros tramposos que jugaron con la liquidez del mercado inmobiliario en Estados Unidos la economía mundial se sumergió en una “tristeza profunda”, si, así tal cual usted lo lee, aquí no hay ciencia, el mundo se deprimió; en economía le llamamos recesión a la caída del crecimiento que siempre viene acompañada de deflación que no es otra cosa que la disminución de la demanda de circulante y la consecuente caída de precios de mercancías. A partir de ese punto los bancos centrales redujeron el costo del dinero casi a cero a lo ancho de todo el orbe lo que a su vez para los inversionistas se tradujo en rendimiento cero generando desagrado y decepción para quienes buscan ganancias pues de fondo el propósito de los bancos centrales con este tipo de acciones de política monetaria era expandir el liquidez, es decir que el dinero circulara buscando producir empleos, abrir fábricas, generar empleos y no necesariamente generar ganancias mediante la inversión. El propósito se logró... en 9 años la economía mundial se levantó, el motor industrial a lo largo del mundo ya se escucha andar y es muy real que países como Estados Unidos y el componente europeo empiezan a tener mejores cifras en cuanto a actividad productiva se refiere, aunque ello como es natural generará inflación.

Este breve recuento esconde un pasaje tenebroso y es que gracias o por culpa de la tecnología (como usted lo quiera ver) durante el proceso se crearon activos virtuales como una alternativa para crear demanda artificial, interés superfluo sobre mercancías que, si estuvieran en condiciones de generar rendimiento, así llegan a los mercados las criptomonedas como un reflejo de la ansiedad de los inversionistas. De fondo, para no complicar la explicación se trata de una subdivisión del dinero electrónico que funciona bajo encriptamiento igual que una conversación de WhatsApp. Esta variedad de dinero no tiene ningún respaldo físico, es decir su precio se determina de acuerdo a oferta y demanda en tanto que su valor no está respaldado por sus características intrínsecas. No quiero pronunciarme hoy sobre si es bueno o malo porque el debate da para referirme a ambas posibilidades, sólo quiero que ud. comprenda que la existencia de las criptomonedas es resultado del ingenio humano en busca de alternativas para encontrar caminos hacia la rentabilidad pero que estos son contrarios a la circunstancia y al ciclo económico que el mundo vive y que las únicas realidades hoy son dos: dichos activos son de alto riesgo y usted puede perder su dinero.

De la mano de la creación de estos activos, la demanda y la liquidez del mercado se han estimulado, pero en poder sólo de unos cuantos pues el 60% de la de propiedad de las criptomonedas está en manos de un pequeño grupo de “mineros” como se les llama a los generadores de estas monedas virtuales. Por el lado de los mercados formales, la realidad es que los mercados que mayor rentabilidad ofrecieron y seguirán ofreciendo para los inversionistas son la bolsa y el petróleo. El primero como un mercado que es reflejo de la confianza y loca apuesta a la nueva etapa de crecimiento mundial que ya le narré, así como una demostración de la fe que los bursátiles le tienen a las reformas de Trump mientras el segundo de los mercados que verdaderamente han crecido es el del petróleo, esto ha sido gracias a la estrategia de la OPEP de reducir para países miembros y no miembros la producción de crudo que coincidentemente se ha unido a diferentes revueltas y conflictos armados al interior de los países árabes el precio del barril creció desde 42 hasta 61 dólares lo que sumado a la confianza en el crecimiento de la economía mundial para el caso especifico de Estados Unidos representa un fortalecimiento del dólar que pasó de 17 a 19 pesos en un año. En resumen; hoy un litro de gasolina vale casi lo mismo que un dólar en México y esto es reflejo de un crecimiento mundial de la productividad, del fortalecimiento del dólar y sobre todo de la falta de estructura económica en México para hacerle frente a este efecto pues el 80% de las mercancías que entran al país son importadas (entre ellas la gasolina) y por supuesto el ya multicitado crecimiento que el mundo esta experimentando no incluye a nuestro país que a duras penas creció 1.9% en 2017.

Como usted puede ver, las razones por las cuales los precios de las mercancías suben tiene una razón de fondo, a lo largo del 2018 con gusto estaré platicando con ustedes sobre cómo es que podemos enfrentar este delicado entorno que se compone de amenazas internas y externas aclarando que si usted es asiduo lector de esta columna sabrá que sobre la mesa hemos puesto las alternativas que usted puede tomar para practicar finanzas a la defensiva, mientras tanto ayúdeme con algo: nos vemos mal preguntando como invertir en Bitcoins cuando no tenemos para pagar el gas pero nos vemos peor no entiendo la razón del porque ambos están subiendo de precios. En el momento que lo entendamos le aseguro que ganaremos más gastando menos.


LUIS R. PÉREZ LEZAMA

El autor es director de análisis y docencia económica en SAVER Laboratorio de ideas. Es analista económico, conferencista y “blogger” financiero. Twitter: @SAVERThinkLab

El dinero no existe


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz