Desde luego que el problema de la basura esta que arde, minimizaron la problemática que se podía suscitar y de un zas tienen la bronca encima, la basura siempre a sido el talón de Aquiles de los ayuntamientos, como lo ha sido el agua potable. A decir desde los años cincuenta, sesenta en las casas se tenia que hacer un gran pozo para ahí depositar la basura, (no había tanto plástico como ahora) y Tehuacán tenia 20,000 habitantes, las casas eran de gran patio.

Ya en los años sesenta, setenta, dio inicio el camión de la basura, que el ayuntamiento brindaba como un servicio en forma gratuita,(era su obligación) como debe de ser ahora por los impuestos que se pagan, y la comunidad salía con sus botes o recipientes, al sonido de la campana, desde temprana hora.

Predominaba un solo Partido político, el PRI, el Presidente, así como sus Regidores eran electos por el supremo poder del gobernador (dedazo), el erario solo se disponía de las obras que el gobierno designaba a gestión del Edil y de los diputados, no había dinero en las arcas del Ayuntamiento, no había botín que interesara a nadie, ser presidente eran a titulo honorario, así como Regidor.

Ahora, la Presidencia se pelea por un interés, que la misma Ley le confiere, las partidas presupuestales, jugosas por cierto, y no solo eso, predomina el control de las instituciones descentralizadas, dígase OOSELITE, OOSAPAT, como premio al desempeño electoral en campaña, y le quitan la sensibilidad de ser una institución de servicio, y de administrar los haberes económicos que la ciudadanía paga por un servicio, llegando a ser la caja chica de un Ayuntamiento y la caja grande de quien la preside.

No solo eso, ahora se ha vuelto en ocasión como esta, la tribuna de los excelsos politólogos, que buscan reflector de las causas que tiene que solucionar una institución como lo es el OOSELITE, quitándose la tutela del Ayuntamiento, por eso tiene un Consejo que lo preside. Ninguno que se precie de haber estado en un Ayuntamiento pasado, dio solución al problema de la deuda con Olimpia, todos dejaron endeudado al próximo Ayuntamiento, Ahora no se desgarren las vestiduras de ser los mesías de las soluciones, lo digo a los todos los acusadores de los diferentes partidos.

Debemos de ver en nuestro valor ciudadano, si pagamos puntual el servicio, para decir esta boca es mía. Los errores se pagan, y su precio tendrán que pagar en las próximas elecciones, los capitales políticos, con los errores merman, se pierde la certidumbre del liderazgo, cuando se actúa con megalomanía a costa del compromiso político social que se adquirió; ante esta situación se tiene que reflexionar y dar marcha a políticas públicas con valor curricular a un futuro.

Una cosa si les diré: Reflexión en la participación del lugar donde vivimos, nuestra casa no termina en el quicio de la puerta, ahí es donde empieza. La protesta es buena, cuando no se antepone la búsqueda de una personalidad que no se tiene, y se ha claudicado en el haber que se tuvo.


OPINIÓN

OSCAR R. CABRERA SOLIS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz