CIUDAD DE MÉXICO.- Un hombre fue engañado para que pagara el rescate de un familiar y, al hacerlo, resultó secuestrado.

De acuerdo con la averiguación previa, el 4 de febrero de 2016, la víctima recibió una llamada en la que le exigieron el rescate por un familiar secuestrado.

Al hombre se le exigió una suma de dinero para liberar a su ser querido y se le ordenó hacer el depósito en una sucursal bancaria en la Delegación Tlalpan.

Tras efectuar la transacción, el hombre abordó un vehículo en el que fue interceptado por una mujer, que lo amenazó y le exigió más efectivo.

La mujer lo llevó a una tienda departamental, donde lo obligó a adquirir diversas joyas, amagado con un arma de fuego.

Posteriormente, lo trasladó a un hotel en la Colonia San Juan Tlihuaca, en Azcapotzalco, donde le pidieron los teléfonos de sus familiares para solicitar el pago por su rescate.

Sin embargo, al no localizar a nadie, lo llevaron a diversos establecimientos bancarios para realizar depósitos en diferentes números de cuenta, uno de éstos registrado en una institución financiera en el Estado de Oaxaca.

Después de ser liberado, la víctima denunció los hechos en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro.

Elementos de la Policía de Investigación detuvieron a la mujer que lo obligó a comprar joyas, en el municipio de Asunción Nochixtlán, Oaxaca.

Después, el juez 69 Penal le dictó una sentencia de 50 años de cárcel por el delito de secuestro agravado.

Además, le impuso una multa de 2 millones 292 mil 160 pesos, por los conceptos de reparación del daño material al afectado.

REFORMA