Ciudad de México .- Estudiantes inconformes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) aseguraron que mantendrán los paros de manera indefinida, ante la negativa de las autoridades universitarias de entablar un diálogo y resolver sus demandas.

Los planteles de la casa de estudios que actualmente tienen suspensión de labores son las unidades de Xochimilco, Azcapotzalco, así como la Rectoría de la unidad Iztapalapa.

Este sábado se tenía contemplada una mesa de diálogo a las 10:00 horas en el edificio de Rectoría con el titular de la UAM, Salvador Vega y León, quien de última hora, a través de un comunicado, canceló su asistencia bajo el argumento de que no habrá encuentro mientras no se levanten los paros.

Esto fue reprochado por los estudiantes y algunos maestros de la Universidad que acudieron a la cita, por lo que se vieron obligados a dar una rueda de prensa.

"No somos los alumnos los que las tenemos (las unidades) cerradas por falta de diálogo, es el Rector quien las tiene de esa manera, porque no baja a negociar los puntos del pliego petitorio y su cerrazón al diálogo", señaló Harim Villarreal, uno de los estudiantes que participaron en el mensaje a medios.

Los estudiantes negaron que, como aseguró el Rector en su comunicado, se le esté dando seguimiento a las ocho demandas del pliego petitorio.

Precisaron que el único punto que fue cumplido por las autoridades fue el relativo al otorgamiento del 100 por ciento de las becas de movilidad a los alumnos que cumplieron con todos los requisitos, exigencia que detonó el movimiento el pasado 4 de julio.

En ese sentido, los inconformes lamentaron el cambio de actitud por parte de Vega y León y los principales funcionarios universitarios, pues el domingo ya se habían comprometido a cumplir gran parte de las demandas del movimiento.

"Esto nos da a entender que al Rector, en un principio, solamente le interesaba que empezara a entrar a la negociación con carácter resolutivo para liberar Rectoría, lo que quiere decir que, a partir de este momento, a él no le interesan las demás unidades", advirtió José Manuel Bernal, estudiante de la UAM Azcapotzalco.

Además de las becas de movilidad, entre las ocho demandas de los estudiantes está pedir mayor transparencia y una auditoría externa libre de conflictos de interés a los recursos de la Universidad, la recalendarización de clases, entablar mesas de diálogo entre autoridades universitarias y alumnos, y aumentar el presupuesto de la casa de estudios.

Así como incrementar el número de profesores de tiempo completo, garantizar que no habrá represalias contra los alumnos participantes del movimiento y acabar con los sueldos vitalicios.

Por lo pronto, los estudiantes convocaron a una nueva mesa de diálogo a realizarse mañana a las 12:00 horas en la Rectoría e hicieron un llamado al Rector y a las autoridades universitarias para que asistan.

Reforma