Oaxaca.- La madrugada de ayer, elementos de la Policía Estatal y Municipal desalojaron del Zócalo de Oaxaca a comerciantes ambulantes y algunas tiendas de campaña que mantenía la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Los manifestantes, quienes mantenían en su poder esa plaza pública, además de la Alameda, desde el 15 de mayo, no opusieron resistencia.

El Gobierno del Estado destacó que el operativo duró una hora, se retiraron 150 puestos ambulantes y una veintena de tiendas de campaña.

Luego del desalojo, 70 trabajadores del Ayuntamiento de Oaxaca limpiaron la zona.

Más de 500 efectivos de Seguridad Pública estatal y del Ayuntamiento de la capital de Oaxaca participaron.

La Administración estatal anunció que el Zócalo y la Alameda quedarán bajo resguardo de policías para evitar que maestros y ambulantes vuelvan a ingresar a esos espacios; además, para garantizar que puedan celebrarse las fiestas patrias.

II AGENCIA REFORMA