Ciudad de México.- El Gobierno de la República y representantes de los sectores productivos del País firmaron un acuerdo para evitar alzas injustificadas de precios con motivo del aumento a la gasolina y el diésel.

Tras la firma del documento, el Presidente Enrique Peña advirtió que en caso de que se dé un incremento de algún producto de la canasta básica se permitirá la libre importación de éste.

“De ser necesario se permitirá importación preferencial de productos básicos cuando se detecten grandes aumentos en sus precios”, ofreció el Mandatario.

Ante los líderes de las cámaras empresariales, el Presidente Peña dijo que el aumento en el precio de los combustibles sólo tiene un impacto mínimo en los productos, pues el precio del transporte sólo representa una fracción del precio final.


Calcula CCE regreso de 10 mil mdd

El decreto de repatriación de capitales pactado ayer dentro del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar podría atraer al país cerca de 10 mil millones de dólares, estimó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Tras la firma del acuerdo, el dirigente empresarial manifestó que esos capitales serían reconocidos por el Gobierno mediante el pago de un impuesto especial y bajo el compromiso de que serán utilizados en la inversión de proyectos de infraestructura.

“La idea es que los inversionistas mexicanos que hoy tienen su dinero en otros países los puedan traer con seguridad y con certeza de que el Gobierno respetará con transparencia esos capitales y que se puedan invertir para generar empleos”, indicó.

Castañón explicó que se trata de capitales legales que están en el extranjero, ya sea en paraísos fiscales o en algún otro instrumento financiero, los cuales se destinarían principalmente a las zonas económicas especiales, que son las que demandan más inversión.


II Agencia Reforma