Ciudad de México.- Con polémica de por medio, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó ayer el nombramiento de 53 consejeros electorales de 18 entidades, como Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México. La llamada ‘Herradura de la Democracia’ se convirtió este martes en un cuadrilátero en donde partidos y consejeros intercambiaron críticas y acusaciones.

La consejera Pamela San Martín señaló que gran parte de los nuevos consejeros electorales enfrentan cuestionamientos y distan mucho de ser lo que buscó la Reforma Electoral del 2014. “Este Consejo General me parece que nuevamente quedará a deberle a la ciudadanía”.

El consejero José Roberto Ruiz Saldaña acusó que, en comisiones, sus pares hicieron cambios injustificados en las designaciones de los consejeros locales sin consultar al resto de los integrantes del Consejo General.

Ciro Murayama reviró a su colega y ventiló que éste, en una llamada telefónica, le pidió usar “todos sus votos” a cambio de nombrar a una consejera en Sonora, algo que ya había pasado también con anterioridad en nombramientos de consejeros de dicha entidad.

Ruiz Saldaña, quien llegó al cargo impulsado por el PAN y fue director general de Coordinación Interinstitucional de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Implementadora del nuevo Sistema de Justicia Penal de Sonora del 2011 al 2013, es vinculado el ex gobernador Guillermo Padrés.

La consejera Dania Ravel, por su parte, pidió cambios en los perfiles de los consejeros de Campeche, Guerrero, Nuevo León y Yucatán, lo cual fue rechazado.

El representante de Morena, Horacio Duarte, acusó que la mayoría de los perfiles elegidos tienen vínculos partidistas y denunció que esto es producto de un bloque de consejeros al interior del INE que actúa de manera fáctica.


II Agencia Reforma