Cd. de México.- Senadores de Oposición acusaron que, sin que haya una verdadera discusión de fondo, el PRI pretende aprobar en ‘fast-track’ la Ley de Seguridad Interior en la Cámara alta, tal como sucedió en la Cámara de Diputados.

La senadora perredista Angélica de la Peña denunció que esa ley es inconstitucional, no resuelve la problemática de inseguridad que hay en el País y está hecha con fines electorales.

Señaló que, antes de aprobar la ley, lo que se debe hacer es realizar un análisis riguroso, escuchar a los propios militares, escuchar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y convocar a constitucionalistas.

“Es lamentable que la mayoría que tiene el PRI, junto con sus aliados, vayan a meter en un embrollo al país con una ley desastrosa e irresponsable que tiene un fin electoral, pero además arrastra a las Fuerzas Armadas a algo que no quieren, para la que no están formados, incumpliendo lo que la Constitución señala”, recriminó la legisladora.

“O sea, se mueven en otro mundo, en el mundo electoral, dar respuesta coyuntural para decir: ‘tú no te preocupes porque ahí vas a estar recibiendo y si es necesario te mandamos más Fuerzas Armadas para que tú te sientas seguro’”.

La perredista advirtió que la nueva Ley es una mescolanza de tres temas distintos, que son la ley de seguridad nacional y el estado de excepción, que están reglamentados en el Artículo 29 de la Constitución, y la seguridad pública.

Dijo que para resolver el problema de inseguridad es necesario que se revise el presupuesto otorgado a nivel estatal para labores de seguridad, que los gobernadores asuman su responsabilidad y fortalecer y capacitar los cuerpos policiacos.

“Todos ellos (PRI y aliados) van a querer sacarlo pronto y yo creo que lo quieren hacer esta semana y seguramente a más tardar el jueves o el propio miércoles... Eso es lo que pretenden”, advirtió.

El senador morenista Zoé Robledo coincidió en que debe haber una discusión y reflexión de fondo sobre la Ley de Seguridad Interior y el modelo de seguridad que requiere el País.


Agencia Reforma