Ciudad de México.- Las noticias no son alentadoras para el crecimiento económico de México.

En abril, el consumo privado sufrió una caída de 2.21 por ciento, el peor resultado en 83 meses, y la inversión fija bruta cayó 1.60 por ciento, su mayor baja en 5 meses.

Así lo revelan las cifras ajustadas por estacionalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las cuales recuerdan que en mayo de 2009 el consumo privado se hundió 2.54 por ciento a tasa mensual.

Alejandro Cervantes, economista de Banorte-IXE, consideró que el panorama hacia delante se tornará más negativo para los flujos de inversión debido a los recortes en el gasto del Gobierno.

Según las cifras del Inegi, después de cuatro alzas al hilo el consumo privado de bienes importados experimentó un descalabro de 6.10 por ciento en abril, el peor en 5 años y 10 meses, al tomar en cuenta que en junio de 2010 descendió 8.77 por ciento.

"La inversión continuó un deterioro gradual, apuntando a un debilitamiento adicional en el segundo trimestre, en un entorno de fragilidad exportadora y bajos niveles de confianza de los productores", dijo Eduardo González, especialista de Banamex.

En su último comunicado de política monetaria, la Junta de Gobierno del Banco de México ya reconocía que, después del crecimiento que presentó la actividad económica de México durante el primer trimestre de 2016, los indicadores disponibles mostraban ya, a principios del segundo trimestre, un menor dinamismo.

REFORMA/Foto: DEPOSITPHOTOS