Ciudad de México.- El Gobierno despilfarra recursos públicos en programas electorales o sociales sin un efecto positivo, acusó Luis Foncerrada, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

"Cuando el gasto público se gasta en consumo, en programas electorales, en programas sociales que no tienen un efecto en la producción ni en el empleo, la verdad, se despilfarra.

"El despilfarro en el gasto público ha sido enorme durante mucho tiempo", señaló durante la ponencia "Estabilidad Macroeconómica, Riesgos Previsibles".

El director de la máxima institución de análisis económico del sector privado en el País añadió que no basta con hacer recortes al presupuesto, sino que deben revisarse los programas oficiales para que los recursos se apliquen de manera eficiente.

Foncerrada aseguró que, para el próximo año, se requiere una reducción al gasto de 248 mil millones de pesos aun cuando la Secretaría de Hacienda propone que sólo sea de 40 mil millones de pesos.

Consideró que hay muchas instancias en las que se puede recortar, como, por ejemplo, Capufe, la Lotería Nacional y algunos programas de la Sedesol.

Subrayó que la inversión pública se colocó en 3 por ciento del PIB en el primer trimestre de 2016, el indicador más bajo desde 1939.

REFORMA/Foto: REFORMA