Saltillo.- El CEN del PRI aseguró tener ya documentos para probar que no pagó a representantes de casilla en la elección del 4 de junio en Coahuila, pero ayer la dirigencia estatal los convocó a que firmaran un documento negando haber recibido remuneración del tricolor.

El desfile de representantes en la sede estatal del PRI en la capital del Estado inició cerca de las 17:00 horas, y algunos de ellos confirmaron que fueron citados para firmar que el partido no les pagó el día de la jornada electoral.

Con la recolección de firmas, el PRI pretende bajar el reporte de su gasto de campaña, pues el INE sumó a los gastos de los candidatos a la Gubernatura el pago a representantes de casilla en todo el Estado, estimado en unos 4 millones de pesos.

Con esa cifra, el priista Miguel Riquelme, ganador de la contienda, rebasó en más del 30 por ciento el tope de 19.2 millones de pesos. Al superar los gastos en 5 por ciento, la elección sería declarada nula.

Agencia Reforma