Guadalajara, México.-El incremento en el precio del gas LP, que de enero a diciembre de 2017 fue de más del 20 por ciento, ha metido en aprietos a los propietarios de tortillerías y expendios.

Aunque el precio de muchos de los productos de la canasta básica han incrementado en los últimos meses, el precio de la tortilla se ha mantenido estable, lo que ha afectado a tortilleros, señaló Arturo Javier Solano, presidente de Grupos Unidos de Industriales de la Masa y la Tortilla.

Solano urgió al Gobierno federal, a través de las secretarías de Agricultura y de Economía, a involucrarse en el tema con subsidios para el sector.

"Queremos un subsidio, posiblemente sea un subsidio al gas, posiblemente sea un subsidio a la producción de masa", dijo, "posiblemente sea un subsidio que llegue directamente al consumidor".

Solano pidió que académicos de la Universidad de Guadalajara y expertos del Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado de Jalisco (IIEG) realicen un análisis del costo de producción del alimento y con base en ello se determine un nuevo precio al consumidor.

"Queremos que el sector académico (...) junto con nuestras autoridades nos ayuden a resolver el problema, analizar los costos y ver qué precio es el que merece, un precio digno para este producto que tantos empleos genera, urge que nos sentemos a platicar para ver qué es lo que podemos hacer".

El representante de los industriales de la masa y la tortilla dio un plazo de 22 días para entablar las mesas de trabajo que permitan ajustar los precios, pues dijo que la falta de rentabilidad ya ha hecho que muchos negocios cierren y desaparezcan puestos de trabajo.

En Jalisco actualmente hay 7 mil tortillerías, que al año transforman un millón de toneladas de maíz en tortillas.

Reforma