Ciudad de México.- Licitación que fue hecha en 2016 para dotar a San Lázaro de telefonía e internet -que favoreció a Axtel- fue hecha a modo, confirmó la ASF.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) confirmó que la licitación nacional para dotar a la Cámara de Diputados los servicios de telefonía e internet fue hecha a modo a mediados de 2016.

En los resultados de auditoría al proceso, correspondiente a la Cuenta Pública 2016, los cuales se entregarán el 20 de febrero, se señalan irregularidades en el fallo que favoreció a Axtel y que hacía perder a Telmex un servicio ininterrumpido de 25 años en San Lázaro.

En un adelanto de resultados, obtenido por REFORMA, la ASF establece que se dio un puntaje erróneo y sin basarse en las especificaciones técnicas de la propia licitación.

"Para las licitaciones HCD/LXIII/LPN/17/2016 y HCD/LXIII/LPN/35/2016 no se tienen investigaciones de mercado.

"Las propuestas técnicas de Telmex y Axtel no fueron evaluadas de acuerdo a los criterios definidos en las bases de la licitación pública nacional 35, para la capacidad de los recursos humanos y experiencia en las operaciones de soluciones para infraestructura DRP", concluye el órgano fiscalizador.

La ASF realizó una calificación propia sobre la capacidad de los licitantes, conforme a las bases de la convocatoria, y determinó que se le dieron más puntos a Axtel.

En una segunda licitación, porque la primera fue declarada desierta, la Cámara le otorgó a Telmex un puntaje 20.5 y a Axtel de 36.33.

Sin embargo, en la revisión de la ASF se hizo un ejercicio propio, en el que a la primera se le dieron 20.5 puntos y a la segunda 17.35.

La ASF advirtió que se le dieron indebidamente a Axtel 13.5 puntos sobre el cumplimiento en la capacidad del centro de operaciones de seguridad.

Indicó que si bien los licitantes cumplieron con lo solicitado en las bases, no son suficientes los elementos considerados que permitieran garantizar la calidad, disponibilidad y continuidad en la prestación de los servicios prestados, "repercutiendo en la operación y continuidad del negocio".

Axtel ganó la licitación con una oferta de 118 millones de pesos, mientras que Telmex ofertó 84 millones.

Debido a que ganó la propuesta más cara, Telmex impugnó el fallo y generó diversas quejas, al grado de que, sin licitación, sigue otorgando el servicio a San Lázaro mientras se resuelve judicialmente el fondo de su inconformidad.

En la revisión de la ASF se señalaron posibles responsabilidades en la Dirección General de Servicios Materiales y de la Dirección General de Tecnologías de la Información.

Sin embargo, fuentes de la Cámara indicaron que hay un fuerte cabildeo con la ASF para evitar el señalamiento de responsabilidad a los involucrados en la licitación, también con empleados de Secretaría General, la Secretaría de Servicios Financieros y hasta la propia Contraloría Interna que no advirtió las irregularidades de la licitación cuando se dio el fallo.

Agencia Reforma