Ciudad de México.- Contrario a lo que ha sugerido el Gobierno federal, el aumento a las gasolinas sí es consecuencia y parte de las reformas aprobadas al inicio de la actual Administración, aseguró Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México (Banxico).

En su participación en el Seminario de Perspectivas Económicas 2017, organizado por el ITAM, enfatizó que el aumento de los precios de los combustibles (de hasta 24 por ciento en algunas regiones) es una medida positiva.

"Sobre el precio de la gasolina a mi me gustaría reiterar que el Banco de México, y yo en lo particular, lo vemos como una medida adecuada, que es parte de las reformas estructurales".

"Cuando el precio se desalinea, se vuelve inevitable su ajuste y con el se genera mucha volatilidad".

El Goberanador reivindicó el aumento de los precios de las gasolinas como un efecto directo de las reformas, y no sólo como consecuencia del aumento internacional del petróleo.

II Agencia Reforma