Ciudad de México .- Defensores de derechos humanos, periodistas y activistas denunciaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) casos de espionaje gubernamental y exigieron una investigación independiente.

Las víctimas ofrecieron una conferencia de prensa luego de que se divulgara un informe en el que se documentan más de una decena de nuevos casos de espionaje con el programa Pegasus, vendido al Gobierno de México.

Asimismo, pidieron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) medidas cautelares y reformas legales para generar más controles gubernamentales de herramientas de espionaje.

"Estos nuevos casos no son aislados, sino que apuntan a la existencia de una política de hostigamiento", sentenciaron en un posicionamiento leído por Ana Cristina Ruelas, directora de Artículo 19.

"Exigimos rendición de cuentas por parte del Gobierno mexicano sobre el uso de malware para realizar espionaje, la apertura de investigaciones independientes, exhaustivas y transparentes, así como sanciones contra los responsables".

Entre las víctimas documentadas se encuentran desde periodistas como Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola, hasta defensores de derechos humanos como Mario Patrón, del Centro Prodh, pasando por impulsores de mecanismos anticorrupción como Juan Pardinas, del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), entre otros.

En la conferencia de prensa se explicó que cada víctima recibió mensajes maliciosos en momentos en que abordaban temas como la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, ejecuciones extrajudiciales como la de Tlatlaya, la investigación sobre la llamada Casa Blanca de la Primera Dama, el impulso a la Ley 3de3 o la búsqueda del reetiquetado frontal de las bebidas azucaradas, entre otros temas.

"El espionaje en México se ha convertido en un mecanismo efectivo de intimidación a defensores de derechos humanos, activistas y periodistas", continuó Ruelas.

Con los nuevos casos, la organización canadiense CitizenLab documentó en total 88 casos de intento de espionaje en México y un representante de la organización internacional aseguró que este es el caso más claro que tienen de espionaje gubernamental.

Reforma