Tijuana .- El Gobierno de México es socio en las redes de tráfico de migrantes extranjeros, provenientes de África, India y China, los cuales llegan desde Toluca hasta Tijuana mediante rutas aéreas, acusó el padre Alejandro Solalinde.

"Soy muy mal pensado y creo que están haciendo su alcancía para 2018; (los migrantes extranjeros) son clientes cautivos y son muchísimos los que vienen", criticó el también activista y defensor de migrantes.

"Si hubiera una procuración de justicia, una investigación honesta, se descubriría que siempre detrás de estos negocios están los políticos".

En conferencia, impartida en el Colegio de la Frontera Norte (Colef) al lado del doctor Jorge Bustamante, el religioso dijo desconfiar de las buenas intenciones del Instituto Nacional de Migración (INM), al permitir a extranjeros el libre tránsito por el país.

"Soy mexiquense y conozco más o menos procedimientos que se hacen ahí, no es casualidad que de una ruta especial (los extranjeros) lleguen a Toluca y de Toluca vengan a Tijuana, esto no es posible sin la complicidad de los políticos y del Instituto Nacional de Migración, es imposible", sostuvo.

"Líneas que son de los mismos políticos mexiquenses que vienen acá y que, sin duda, habría que investigar quiénes se benefician en esa ruta y ese dinero, porque no es cualquier cosa, no solamente de africanos, sino también de hindúes y chinos, ¿a quién beneficia y para quién va eso?"

Solalinde dijo que las denuncias hechas por migrantes nacionales contra altos funcionarios del INM han quedado en la impunidad.

"Siendo México un país tan corrupto, es el Instituto Criminal de Migración, no me caen mal, tengo las pruebas, hay denuncias penales contra altos funcionarios del INM que han quedado impunes.

"Vivimos un Estado corrupto y que ha sido manejado 'presidencialistamente', no pasa nada, es una amalgama de los tres poderes, que los quía el Ejecutivo", reprochó.

El activista reiteró contar con pruebas de levantamiento de migrantes para ser luego entregados al crimen organizado.

"Tenemos evidencias, grabaciones de hace años, de cómo agentes de Migración tomaban en sus camiones a migrantes que venían en la ruta del Golfo, en Tampico; en sus unidades van y los entregan a los Zetas para que sean secuestrados", apuntó.

Además, consideró que el INM ha estado robando al Gobierno de Estados Unidos y tachó de frívola a la política exterior nacional.

"Migración no tiene remedio: mientras siga este régimen, grábenselo, va a seguir robando a Estados Unidos y verle la cara, porque en todo ese dinero del Plan Mérida no hay una contraloría de parte del Gobierno de Estados Unidos", soltó.

"México les ha volteado la espalda, especialmente la política de relaciones exteriores, que había sido uno de nuestros baluartes, que había sido impecable, se volvió frívola e indiferente ante la suerte que corren nuestros hermanos de América Central, sobre todo los más vulnerables".

Reforma