Guanajuato, Guanajuato.- Entre rezos, cantos y acompañados de la imagen de la Virgen de Guadalupe, un grupo de 200 católicos de Pro Vida provenientes de Estados Unidos realizaron un plantón afuera del Congreso local demandando a diputados locales no aprobar leyes que permitan el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Encabezados por el sacerdote de Chicago, Jim Heyd y Astrid Bennett, encargada de Pro Vida en Los Ángeles, California, personas tomaron parte de la avenida Plaza de la Paz para participar en un rosario.

Los manifestantes exigen a diputados prohibir el aborto, así como rechazar la iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto para legalizar los matrimonios homosexuales y su derecho adoptar.

"Con oraciones y rezos buscamos dar esperanza a México, aquí hay valores arraigados y preciados como la familia que no se deben perder con iniciativas como la presentadas que legalizan el aborto y buscan que las personas homosexuales puedan casarse", señaló Bennett.

La activista religiosa destacó que la protesta en Guanajuato se realiza porque, según la estadounidense, Guanajuato es tierra de cristeros que deben defender la vida y a la familia.

"Aquí es tierra de cristeros, tierra de valientes que tienen que defender la vida, todavía estamos a tiempo de detener la ola que va en contra de la vida y en contra de la familia y el patrimonio.

"No debe ser permitida la iniciativa (de Peña Nieto), porque lo niños merecen tener papá y mamá, porque así lo ha asignado la naturaleza, porque psicológicamente es algo que los niños merecen y no es justo que se les niegue por una iniciativa que no busca la justicia para los niños", indicó.

Rosa María Villegas Smith, encargada de la congregación Voces por La Vida en Chicago, anunció que a nivel nacional iniciarán una campaña en contra del aborto y matrimonio homosexuales.

"Iniciamos en Guanajuato esta cruzada que se extenderá a varias entidades en el País buscando que existan legislaciones que defiendan a la familia e impidan el aborto, porque en Estado Unidos 80 millones de mujeres han abortado porque son mal orientadas y porque el Gobierno cubre todos los gastos", dijo.

Católicos de Estados Unidos celebrarán un congreso en Querétaro el fin de semana.

Reforma