Miami, Florida.- Irma continúa su progresivo debilitamiento rumbo a Cuba y Florida (EE.UU.) y ya es un huracán de categoría 4, después de que sus vientos perdieran intensidad en las últimas horas y estén ahora en los 240 kilómetros por hora (150 millas), informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Las condiciones de Irma, cuyo ojo es seguido por aviones y radares de huracanes cubanos, se extienden al oeste sobre porciones de Cuba y el centro del archipiélago de Bahamas, según el CNH.

En su boletín de las 15.00 GMT, el CNH indica que el núcleo del Irma se moverá hoy entre las islas centrales del archipiélago de Bahamas y la costa norte de Cuba y mañana sábado cerca de los Cayos de Florida y el sur del estado.

Al momento de emitir el boletín, el ciclón se encontraba a 435 kilómetros al este de Caibarie, en Cuba, y 655 kilómetros (405 millas) al sureste de Miami (EE.UU.).

La intensidad de los vientos de Irma, que llegaron a tener fuerza de 295 kilómetros por hora, se redujo 15 kilómetros por hora en la pasada madrugada y se espera que esta degradación se mantenga en su rumbo a Florida, estado que atravesaría por su centro de norte a sur.

“Son probables algunas fluctuaciones de intensidad durante los próximos dos días, aunque se prevé que Irma permanezca como huracán de categoría 4 de gran alcance a medida que se acerca a Florida“, indica el CNH.

Irma, que dejó al menos 18 muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico, se mueve en dirección oeste-noroeste a 22 kilómetros por hora.

Los expertos del CNH prevén un giro de la trayectoria hacia el noroeste en la tarde del sábado, antes de alcanzar el sur de Florida el domingo por la mañana.

Los vientos con fuerza huracanada se extienden 110 kilómetros desde el ojo del ciclón y los vientos de tormenta tropical se sienten hasta los 295 kilómetros.

En las últimas horas también se levantó la advertencia de huracán en Haití, país que Irma superó este jueves por su costa norte, tras dejar atrás también a República Dominicana.

A pesar de la ligera reducción de sus vientos, Irma sigue generando una combinación “mortal” de marejada ciclónica y “grandes y destructivas” olas.

Todo ello, generará un aumento del habitual nivel del mar de hasta 6 metros en las Islas Turcas y Caicos y el sureste y centro de Bahamas y de hasta 3 metros en la costa norte de Cuba y el noroeste de Bahamas.

Hasta el próximo martes, el CNH prevé grandes cantidades de lluvia acumulada en las islas caribeñas afectadas y los estados de Florida, Georgia y las dos Carolinas.

En el norte de Cuba y el sur de Bahamas, podrían acumularse lluvias de 127 a 254 milímetros, con zonas aisladas de hasta 508 milímetros.

Para el sur de Cuba, anticipan de 100 a 200 milímetros, aunque podrían alcanzarse los 304 milímetros, mientras que en los Cayos y el sureste de Florida oscilarán entre los 254 y los 381 milímetros y en el noreste de la península estadounidense, Georgia y las Carolinas esa cifra se iría hasta los 152.

Siguiendo la estela de este ciclón se encuentra el huracán José, que aumentó a categoría 4 y vientos de 240 kilómetros por hora (150 millas).EFE