Ciudad de México .- Pese al ultimátum que le impuso la Secretaría del Relaciones Exteriores (SRE) para que el pasado domingo abandonara México, el Embajador de Corea del Norte, Kim Hyong Gil, sigue en el País.

Así lo informaron vía telefónica fuentes cercanas a la sede diplomática, quienes pidieron el anonimato.

Detallaron que el funcionario pretendía viajar a La Habana, Cuba, pero su salida se complicó por la suspensión de vuelos en el Aeropuerto Internacional "José Martí" por el huracán "Irma".

"No hay vuelos todavía, no puede salir. Estamos esperando que reabran las operaciones allá en el aeropuerto (cubano) y eso será mañana o pasado", expresaron.

Agregaron que por el momento no hay venta de boletos para viajes a La Habana.

En las oficinas de la Embajada, ubicada en la Calle Halley en la Colonia Anzures, no se atiende a quienes llegan a solicitar un servicio.

Al tocar, dos personas que llegaron a la sede diplomática no fueron atendidas.

Sin embargo, a una trabajadora de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) le respondieron el conmutador y una persona, que se identificó como diplomático, le abrió la puerta de inmueble.

Éste se molestó con el fotógrafo que le tomó una imagen y dijo que lo acusaría con la Secretaría de Relaciones Exteriores.

"Sobre todo soy diplomático, tengo la privacidad, privilegio, inmunidad. Ustedes, antes de tomar la foto tienen que preguntar. Voy a acusarlos a ustedes", sentenció.

El Aeropuerto Internacional de La Habana restableció actividades este martes al mediodía, sin embargo, será hasta este miércoles cuando salga el primer vuelo de Cubana de Aviación, procedente de la Ciudad de México, aerolínea por la que viajará el diplomático coreano.

Fuentes cercanas a la Embajada indicaron que funcionarios de la SRE ha intentado presionar la salida del Embajador desde el domingo, instándolo a abandonar el País por una vía distinta a Cuba, lo cual no es aceptado por los norcoreanos por considerar que el diplomático estaría en riesgo.

"Queremos que nuestro Embajador llegue a un lugar seguro y sano y salvo, es el argumento", indicaron.

"Más allá de lo inusual que resulta la expulsión de un Embajador para la política exterior mexicana, el incumplimiento del plazo para abandonar".

Con información de Silvia Garduño

Reforma