Ciudad de México .- Quien desee utilizar la marca CDMX, registrada por el Gobierno de la Ciudad, deberá solicitar permiso, pagar por su uso y apegarse a lineamientos de utilización.

De lo contario, será sancionados.

En la Gaceta de la Ciudad, este martes el Fondo Mixto de Promoción Turística, a cargo de Armando López Cárdenas, hizo públicos los lineamientos para la utilización, comercialización y explotación de la marca Ciudad de México.

"La marca Ciudad sólo podrá ser utilizada por las personas autorizadas expresamente por el Fondo, en las condiciones y forma específicas que lo establezca, para los productos o servicios concretamente autorizados, los términos de toda autorización se interpretan de modo restrictivo", aclara la publicación.

"El Fondo utilizará y otorgará los permisos o autorizaciones para el uso de la marca Ciudad en campañas de promoción y publicidad a nivel local, nacional e internacional, ya sea en medios tradicionales, digitales o cualquier otro tipo existente o por existir".

La Marca Ciudad de México, justifica el documento, ayudará a mejorar la posición de mercado de la Capital en turismo de entretenimiento, gastronómico, cultural, deportivo, reuniones, inversión y comercio.

Aquellas personas que quieran hacer uso de la marca de la Ciudad deberán requisitar el formulario denominado Solicitud de Uso de Marca Ciudad y suscribir una carta compromiso de que el uso de la marca no será con fines políticos, religiosos y/o que contravengan al derecho y a las buenas costumbres.

También se tendrá que suscribir compromiso de que la publicidad conservará los valores de promocionar a la Ciudad de México como destino turístico, por ejemplo.

Las personas que usen legítimamente la marca deberán aportar por concepto de licencia o autorización el importe de las tarifas fijadas en el fondo las cuales fueron dadas a conocer en la publicación.

"El Fondo publicará y difundirá manuales, instructivos, formatos, tarifas, políticas de uso y explotación de la Marca Ciudad dentro de un término que no exceda de cuarenta días hábiles contados a partir de la fecha de entrada en vigor de los presentes Lineamientos", acotó.

"La autorización para el uso de la Marca Ciudad otorgada al amparo de los presentes Lineamientos tendrá carácter temporal, concediéndose por un plazo máximo que no excederá del año del ejercicio fiscal en el que fue autorizado y contado desde el día siguiente a la fecha de la firma del acuerdo o emisión de la autorización".

Las sanciones pecuniarias por el mal uso de la marca serán como mínimo el 15 por ciento y máximo 40 por ciento del valor de los productos o servicios que reporte el infractor.

En el caso que omita proporcionar los valores, el Fondo determinará el valor apoyado de los elementos con que cuente.

Estos lineamientos no aplicarán en actos oficiales de delegaciones, dependencias u órganos desconcentrados de la Administración capitalina.

Reforma