México.- México podría vivir durante la primera estación de 2018 un fuerte brote de influenza del tipo AH3N2 a causa de una modificación antigénica observada en el virus "que facilita su transmisión", advirtió hoy el doctor Arturo Martínez.

El encargado del diagnóstico de influenza del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) explicó en rueda de prensa que, de acuerdo con lo observado en Australia durante su temporada invernal (junio)- registrando más de 1.000 muertes-, puede esperarse un comportamiento similar del virus en México.

Este virus está continuamente variando su cepa, por lo que la vacunación anual resulta esencial para una correcta prevención.

La alerta se debe a que al finalizar el pasado mes de noviembre el invierno australiano se observó un incremento exponencial de los casos de influenza del subtipo AH3N2, similares a los reportados en 2009 en América Latina.

"Nuevas cepas emergen anualmente y tiene el potencial de causar epidemias", dijo Martínez, quien explicó que un año puede impactar un subtipo y al siguiente año, otro.

La influenza más dañina y contagiosa para el ser humano es la del subtipo A del virus H3N2, seguida de los subtipos tipo B y C.

"Influenza A es la que más ha predominado en los últimos 7 años y la que mayor enfermedades causa", precisó.

Un virus es esférico y en su interior contiene material genético que permite su propagación en las células del cuerpo humano.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 1 billón de personas contraen esta enfermedad al año y de estas 500.000 fallecen en un periodo estimado de 5 años.

El especialista explicó que durante periodos de 10 a 40 años pueden ocurrir cambios antigénicos severos que potencien la virulencia.

En 2009, la llamada influenza porcina se debió precisamente a un cambio en la cepa que modificó el 80 % de la estructura del virus.

Algo que no pasaba desde hace 4 años y que se observó con el monitoreo que realiza la OMS y el INER es que ha incrementado el número de pacientes de más de 65 años.

La influencia viene acompañada de otras infecciones bacterianas, principalmente el neumococo.

A día de hoy se han reportado 130 casos del virus en México. concentrándose el 80 % de las infecciones en los estados de Colima, Guerrero, Nuevo León y San Luis Potosí.

Únicamente van reportadas 3 defunciones por influenza en esta temporada que apenas va empezando y que prevé su pico en febrero y marzo del siguiente año.

Esto llamó la atención del especialista, ya que usualmente los picos de la virulencia se registraban en enero, algo que puede verse afectado por el cambio climático.

Los llamados grupos de riesgo (bebés, embarazadas y ancianos) son los primeros que deben vacunarse. EFE