Chilpancingo, México.- Un grupo de habitantes de la comunidad de La Concepción del Municipio de Acapulco encabezados por el comisario Florentino Melchor León se introdujeron a la Casa de Enlace de la policía comunitaria, sacaron muebles, un escritorio, ropa y les prendieron fuego.

Lo anterior lo informó el presidente del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, quien señaló que esta acción encabezada por el comisario es un acto de provocación e intimidación contra la gente que simpatiza con la policía comunitaria.

En entrevista telefónica el activista dijo que la gente que encabeza el comisario pidió que la policía estatal tome el control de la seguridad de la comunidad.

Barrera Hernández, señaló que ellos ya no han podido regresar a la comunidad de La Concepción para recabar los testimonios de los familiares de los comunitarios asesinados el domingo porque no hay condiciones de seguridad.

"Tenemos temor de que nos vaya a pasar algo debido a que existe un clima de tensión y hostilidad en contra de los simpatizantes de la policía comunitaria", afirmó.

El pasado domingo, se registraron dos enfrentamientos a balazos dejando como saldo once personas muertas.

Un primer choque fue entre policías comunitarios con un grupo de hombres armados en el que murieron ocho personas, dos comunitarios y seis del otro bando.

Luego en un operativo de desarme efectuado por policías federales, estatales, agentes ministeriales y el Ejército Mexicano murieron tres policías comunitarios.

Tlachinollan señala que en esta acción al menos un autodefensa desarmado fue ejecutado a tiros por los agentes.

De los 38 detenidos durante el operativo, a 25 ya se les dictó prisión preventiva por el delito de homicidio calificado y 13 ya fueron puestos en libertad, de los cuales, 6 que estaban acusados por portación ilegal de arma de fuego enfrentarán su proceso libres.

Reforma

Foto/Ilustrativa