Ciudad de México.- La decisión de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) de aumentar su tasa de referencia en 50 puntos base podría afectar el consumo, la inversión y el costo de los créditos de los consumidores, consideraron especialistas.

Con este incremento, que busca contrarrestar las presiones inflacionarias adicionales, la Tasa de Interés Interbancaria fue elevada ayer a 5.75 por ciento, su quinto avance en el año.

Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics, dijo que al subir la tasa de referencia en el mercado de crédito mexicano, aumenta el costo financiero de quienes tienen un crédito de consumo, hipotecario o automotriz.

Añadió que también aumenta la tasa de la deuda del Gobierno (como Cetes y bonos), con lo cual las presiones para las finanzas públicas se elevan.

Para Eduardo Loría, catedrático de la Facultad de Economía de la UNAM, subir la tasa no reducirá la oferta de crédito, pero el costo de financiamiento de capital de trabajo se incrementará.

REFORMA/Foto: REFORMA