En Puebla, estado que actualmente lidera la ordeña de combustible a ductos de Pemex, se han detectado en lo que va del año 125 tomas clandestinas, en algunas de ellas se ha reincidido con la extracción ilegal.

Un informe del Grupo de Coordinación Puebla Segura precisó ayer que desde enero han recuperado un millón 768 mil litros de hidrocarburo robado.

Además fueron detenidos 318 presuntos delincuentes y se aseguraron 967 vehículos y dos inmuebles.

Ayer mismo fueron encontradas cuatro tomas clandestinas en diferentes municipios del Estado.

A través de su cuenta de Twitter, Protección Civil informó que dos de las tomas estaban en Ocotitlán, Municipio de Acajete, y que la tercera fue hallada en la comunidad de San Nicolás Tolentino, en Tepeaca.

Fuentes Pemex informaron que la cuarta toma fue ubicada en San Martín Texmelucan.

Las tomas de Acajete y de Tepeaca ya se habían detectado a principios de abril y habían quedado selladas, pero los presuntos huachicoleros volvieron a intentar la extracción y provocaron otra fuga.

Personal de Protección Civil y de Pemex confirmó que las nuevas tomas quedaron herméticas y sin riesgo para la población.

Mientras se trabajaba en su sellado, la zona fue acordonada por personal del Ejército Mexicano.

De acuerdo con informes de Pemex y de fuerzas de seguridad federal y estatal, cinco municipios concentran el 60 por ciento de la ordeña de ductos en todo el estado.

Se trata de Tepeaca, Palmar de Bravo, Acajete, Quecholac y Acatzingo, donde se han detectado mil 77 tomas entre enero de 2016 y febrero de 2017.

Además, al menos 14 enfrentamientos se han registrado en lo que va del año entre huachicoleros y fuerzas de seguridad, y se han registrado siete incendios, uno de ellos en la zona urbana de Amozoc.

Reforma

Foto: Reforma