San Pedro Chapulco.- Con las lluvias presentadas hace unos días, los resultados en el campo comienzan a ser visibles con el crecimiento de los brotes en las cosechas.

Entre los campesinos que se dedican a las labores dentro de estas zonas como Eulalio Sánchez Díaz, comenta que las lluvias han sido un factor determinante para el desarrollo de la semilla.

Lo que más les ha ayudado a cada uno de ellos es que no se han presentado granizadas en las zonas de cultivo, ya que este efecto natural quema los pequeños brotes.

De los cuidados a los que empeñan más atención resalta la creación de surcos profundos para evitar que el exceso de agua de lluvia perjudique los sembradíos.

Algunos de estos brotes en su mayoría son de frijol, planta que requiere de un óptimo cuidado para que así crezca rápidamente y la recolección del producto sea llevado a cabo para su consumo.

Al igual que el frijol, entre las cosechas beneficiadas por las lluvias se encuentran el maíz y el trigo, los cuales recibirán un pequeño impulso para agilizar el desarrollo de producto.

Hasta que las lluvias se sigan presentando de forma regular, los campesinos esperan tener un buen periodo para la obtención de recursos del campo y poder obtener algún ingreso con la venta de los mismos, tomando en cuenta que para muchos es el único ingreso económico.


Luis Angel Contreras

El Mundo de Tehuacán