Cerca del 90% de las escuelas indígenas de la Sierra Negra, sufren afectaciones debidos a los sismos y las lluvias, sin embargo, las actuales autoridades estatales no han acudido.

Las instituciones ubicadas en el municipio de Coyomeapan así como de San Pablo Zoquitlán, han sido las más afectadas por estos fenómenos naturales, sin embargo, no están contemplados en la Declaratoria de Emergencia.

José Luis Leyva Machuca, representante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, indicó que hasta el momento, el personal de Protección Civil Estatal, no ha acudido a ninguna escuela que ha resultó dañada.

Mencionó que solo en algunas comunidades, la dependencia, pero por parte Municipal, acude a verificar la situación en que se encuentran las aulas, sin embargo, no tienen la facultad para acreditar si el inmueble se encuentra en condiciones para trabajar.

El entrevistado, indicó que debido a la falta de mantenimiento de estas, por ejemplo de impermeabilizar y el cuidado estructural.

Leyva Machuca, dio a conocer que la falta de apoyos para la Sierra Negra a sido muy poco, pues no tienen el recurso para poder “restaurar” las escuelas, por lo que se pretende tomar cerca del 10% del ramo 33.

“No les interesamos, siempre las comunidades indígenas somos los últimos en atender, existen muchas carencias”, finalizó.



Brenda Vázquez M.

EL MUNDO DE TEHUACÁN