Azumbilla.- A la edad de 97 años, Don José Aureliano Hernández Pérez, espera pasar un Día del Padre rodeado de sus 12 hijos, su segunda esposa, sus 50 nietos y sus 40 bisnietos.

A pesar de que Don Aurelio cumplió el pasado 16 de junio un año más de vida, su cumpleaños no lo disfrutó rodeado de su familia, por la situación económica, debido a que nueve de sus hijos radican en la Ciudad de México.

Hoy en el marco del Día del Padre, Don Aureliano espera sino recibir la visita sorpresa de sus hijos, al menos una llamada telefónica de cada uno de ellos.

Don Aure pasó los mejores años de su vida dedicado al campo, a la engorda y venta de ganado.

Actividad que lo llevo a conocer otros estados de la República, y demás ciudades, sin embargo, a la edad de 40 años, enviudó, por lo que por un tiempo se dedicó a trabajar y al cuidado de sus hijos.

Posteriormente contrajo matrimonio con su actual pareja Paula López Calles, originaria del Estado de Veracruz y a quien conoció en unos de sus tantos viajes y hasta la fecha llevan más de 20 años juntos.

López Calles, nos platicó que no ha sido fácil, la edad avanzada de Don Aureliano, y su enfermedad han ocasionado momentos difíciles, sin embargo, y pese a todo su amor cada día esta presente.

Por su parte y entrevistada por separado, Eva Glafira Hernández Santos, una de sus 50 nietos, nos dijo que está muy orgullosa de su abuelito, “mi Aure, es un hombre único, fuerte y muy trabajador”.

Ahora que la enfermedad y la edad comienza a ser de las suyas es cuando más orgullosa se siente de su esposa -Paula - quien a pesar de ser más chica que él, su amor, su tiempo y dedicación siempre ha estado con él, en espera de más años a su lado.

“Ella es quien lo cuida, lo baña, la arregla y lo hace feliz”, expresó su nieta Eva Glafira.

Añadió que es un orgullo ser su nieta, y ser parte de su vida, porque su abuelito Aureliano es y será siempre un hombre muy fuerte, todo un roble muy difícil de doblegar.


Mariana Gutiérrez H.

El Mundo de Tehuacán