Santiago Miahuatlán.- Descontento y enojo causó entre los pobladores del municipio de Santiago Miahuatlán el que tuvieran que transbordar en plena hora laboral ante el cierre de la carretera estatal México-Veracruz a la altura del rastro de aves, ante la inconformidad de vecinos por el desbordamiento del biodigestor.

Los fétidos olores, la contingencia ambiental y la indiferencia de las autoridades, provocó que vecinos del lugar cerrarán la carretera como una medida de presión.

Ante esta situación personas originarias del municipio de Santiago Miahuatlán tuvieron que descender de la unidad del transporte público y caminar algunos kilómetros para no llegar tarde a su fuente de trabajo.

En medio del lodo, los encharcamientos de agua y los olores fétidos, algunas personas tuvieron que caminar para transbordar hacía la otra unidad.

Mientras que otras con bolsa en mano, cargaron su mercancía que traían de Tehuacán para su venta, pues se trata de un día de plaza.

Aunado al tráfico pesado que se generó por el cierre total de la carretera estatal, donde además de la circulación de seis líneas del transporte público, también usan esta vía de comunicación el transporte de carga pesada con destino al estado colindante de Veracruz.

En entrevista una de las personas afectadas dijo entender la molestia y enojo de los pobladores que causó el desbordamiento del biodigestor, sin embargo también solicitó prudencia para quienes tienen la necesidad de usar el transporte público y de llegar temprano a su lugar de trabajo.


Mariana Gutiérrez H.

El Mundo de Tehuacán