Azumbilla.- A pesar de que en un principio la presencia del Ejército Mexicano, provocó cierto malestar e incluso e incomodó a la ciudadanía, para la iglesia católica su presencia ha favorecido a la junta auxiliar de Azumbilla.

Lo anterior lo reconoció el sacerdote de este lugar, Francisco Javier Herrera González, quién calificó la presencia del Ejército como benéfica para la comunidad y para demostrar que Azumbilla es un pueblo tranquilo donde no hay delincuentes.

Asimismo, el sacerdote afirmó que Azumbilla no puede clasificarse como un “Foco Rojo”, toda vez que las personas que delinquen sobre carretera federal, no pertenecen a la comunidad.

De la misma manera el entrevistado añadió que a pesar de ser incomodo tener al Ejército, actualmente la comunidad se siente protegida debido a que hay una mayor vigilancia en la zona.

Asimismo, el sacerdote destacó que confia que ante la presencia del Ejército en esta comunidad, la imagen de la misma pueda ser cambiada y no se tenga como un pueblo peligroso.

Finalmente, Herrera González añadió que a pesar de no tener cifras sobre los índices delictivos, manifestó que el hecho de saber que elementos militares se encuentran en la zona, inhibe a los delincuentes y frena los robos y asaltos en carretera, pues saben que de un momento a otro pueden implementar operativos o puestos de revisión.


Mariana Gutiérrez Hernández

El Mundo de Tehuacán