San Pablo Zoquitlán.- Se deslinda el edil de participar en atentados contra simpatizantes de la organización MAIZ, ante la quema de autobús e incluso dijo estar en estos momentos más preocupado en concluir su administración sin ninguna complicación en vez de mantener alguna confrontación.

Fermín González León, presidente municipal de San Pablo Zoquitlán, mencionó que hace unos días algunos habitantes del municipio lo involucraron como una de las personas que está inconforme contra la organización de Movimiento Agrario Indígena Zapatista, por la no construcción de una presa hidroeléctrica.

El funcionario precisó que ante esos sucesos, dijo estar deslindado, pero sobre todo no cuenta con la intensión de intervenir en ese problema del proyecto federal.

“Eso es una disposición federal en donde destinarán recursos, se asignarán predios y a nosotros solo nos van avisar si se ejecuta el proyecto o no”, dijo el entrevistado.

Reconoció que existen muchas personas que solo lo están criticando en su administración en vez de aportar ideas y sobre todo trabajar en favor de la comunidad.

“Incluso te puedo apostar que terminando mi administración, sino se ejecuta el proyecto me van acusar que yo me lleve el dinero y por eso no se hizo el proyecto”, aseguró el entrevistado.

Refirió que ante la recta final de su administración, solo están laborando para poder dejar bien la administración y cumplir con los compromisos de los cuales en un 95 por ciento se han concretado y terminarán con todo ello de manera satisfactoria.

“Por eso puedo decir, que me preocupa terminar mi administración y dejar todo en claro, en vez de que se presenten más confrontaciones”, recalcó.

Cabe destacar que los hechos ocurrieron el viernes pasado en carretera estatal entre las comunidades de Alcomunga y San Miguel Eloxochitlán, donde el tráfico fue bloqueado en su totalidad debido a que el autobús quedó sobre el camino; unidad que había dejado a ciudadanos después de que estos participaran en una manifestación.


FELIPE JIMÉNEZ CH.

EL MUNDO DE TEHUACÁN